Archivo | febrero 2015

No puedo dejar el VIZIO

Las fiestas decembrinas estan llenas de sorpresas inesperadas, la celebración, las reuniones, como que todo te invita a los exesos, tatos buenos deseos, tantos abrazos y tu con la única intención de disfrutar y experimentar al máximo, vivir intrnsamente cada día.
Debo confesar que en este ambiente de gozo, alegría, y celebración, me deje llevar por lo que ha sido el mayor VIZIO de mi vida, unas semanas antes de navidad me dí cuenta de lo importantes que son las dimensiones a veces, lo digo tal cual me ocurrió.

Llego a mi casa inesperadamente, le dí la bienvenida cordial que se merece, comenzo nuestra convivencia y así, sin darme cuenta, algo que me llena de placer todos los días (sí, todos) lo cambié por algo tan grande que yo misma no lo podía creer, despues de la primera vez, me dí cuenta que ya no podía conformarme con menos.

Al tenerlo frente a mi lo más impactante fue el tamaño y bueno con un poco de pudo me dije -si algo tan grande no funciona para lo que fue creado, solo es un inmenso adorno y en tal caso mejor me quedo con lo que ya me conzco, que no es tan grade pero me funciona muy bien, la tentación era mcha y no pude resistirme a quedarme asolas con él para probarlo, con solo tocarlo se prendió de inmediato la imagen que e proyecto tanstoro mis sentidos, y el escucharlo supe que ya estaba perdida.

Quiza esto parezca justificación pero cualquiera que me lea comprenderá lo que estoy viviendo.

El es absolutamente complaciente, cede a todos mis caprichos, cambia ante mis mas minimos deseos, me da todo, si todo lo que le pido, cumple hasta mis mas oscuras fantasias, podemos estar juntos horas y horas, toda las noche y no se que hacer para dejarlo y realizar al 100% mis actividades cotidianas, porque hasta en esos momentos me acompaña, sin quejarse porque no lo miro o no le resto toda mi atención, esta dispuesto a esperarme el tiempo que sea y se que al final estará ahi para mi, es completamente acecible, he podido disfrutarlo tambien con mi esposo, pero no deja de ser VIZIO.

Se ha convertido en el favorito de mis hijas tambien, las divierte y les ense{a cosas educativas, es impresionante cuando se conecta a internet para mi hija mayor ha sido de mucha ayuda.

No quiero que se vaya nunca de mi casa, no se que haría si algo llegará a pasarle.
Y es que tener un televisor VIZIO de 60 pulgadas es algo solo superable por el de 100 pulgada y lo mejor de todo es su accecibilidad.

Tienes que verlo tu mismo para comprobarlo.

Hoy no puedo decir qe nos leemos pronto, pues estoy atrapada en el VIZIO.

Anuncios